Tipos de papel para imprimir ¿Cuál debo elegir?

 In Consejos, Fine Art, Fotografía

El material con el que trabaja el escultor, sobre el que traza un pintor sus pinceladas, el tipo de papel predilecto de un fotógrafo no deja de ser parte determinante en la conformación total de la obra, al igual que el que uno elige para presentarse ante el mundo por medio de sus tarjetas de visita, es también la sencilla y directa prolongación de nuestra personalidad y estilo.

Afortunadamente hoy contamos en el mundo de la impresión con multitud de soportes que dan forma y configuran, en sus infinitas variaciones, el resultado final de nuestros proyectos.

En este post nos centraremos únicamente en los tipos de papel ya que, ¿cuántas veces hemos dudado a la hora de elegir el más adecuado? 

Para nosotros constituye una parte del proceso especialmente bonita y enriquecedora el momento en el que el cliente requiere de nuestra experiencia en la búsqueda de la mejor elección que cumpla con sus más altas expectativas.


Aspectos básicos sobre las clases de papel: ¿qué es el gramaje? ¿qué es el papel estucado? TIPOS DE BLANCO, ACABADOS...

Ahora mismo la oferta que nos presenta el mercado es amplia y variada tanto en calidad-precio como en las características esenciales que hacen que nos determinemos por uno u otro papel como la textura, el gramaje… Si nos centramos en la enumeración de los diferentes tipos, ésta sería infinita, por ello optamos por centrarnos en algunos aspectos básicos a tener en cuenta que nos ayudarán a nuestro propósito final.

 

 

GRAMAJE – Peso en gramos por unidad de superficie (g/m2)- va desde el papel de 60-90 g/m2 propio de las paginas internas de los libros más comunes (el papel clásico de fotocopias), pasando por los 90-150 gramos de posibles flyers, folletos, carteles, hasta el papel especialmente resistente a partir de 200 g/m2 (tarjetas visita, carpetas…). Lo que hace diferente un gramaje a otro es la cantidad de fibra de madera y de tratamiento realizado para obtener el papel (no confundir con el grosor). Se traduce en una rigidez y un espesor determinado que hace que sea uno de los elementos sensoriales que nos empujen a decantarnos por uno u otro papel

BLANCO – No todos los papeles tienen el mismo BLANCO, algunos son más cálidos que otros y esto incide directamente en el resultado cromático y sus tonalidades.

Un tema de especial relevancia que a menudo se hace hincapié a la hora de hablar de la calidad del papel y la impresión en Fine art es la blancura conseguida para evitar el amarillo propio del paso del tiempo. Para ello, la  durabilidad y permanencia de la impresión está unida a papeles fabricados bajo la eliminación de la lignina (materia que provoca el envejecimiento del papel, extraída del algodón o de los árboles junto con la celulosa, y que es aquella que caracterizaba el efecto amarillento de los papeles de antaño) y a un papel libre de sustancias ácidas. Dicho ésto, es importante señalar que es preferible la elección de papeles en los que no se hayan utilizado  blanqueadores ópticos para aumentar la blancura por el inconveniente de que envejecen mal. Para saber si tienen OBA (blanqueadores ópticos) basta con utilizar una luz negra exponiendo los papeles a examinar a rayos ultravioleta. Si aparecen de color azul y se iluminan intensamente es que contienen blanqueadores ópticos.

 

Otro factor esencial es el ACABADO que, a grandes rasgos,  puede ser  MATE o BRILLANTE (en inglés acabado: finish, mate: matte, brillante: glossy, satinado: satin).

 

Interesante resaltar  también la diferencia entre dos términos tan habituales como PAPEL OFFSET (NO ESTUCADO) O PAPEL ESTUCADO que, sencillamente hacen referencia, en el primer caso, a aquel papel que conocemos más corrientemente como  folios, papel de cartas, o por el contrario, el estucado, que le caracteriza un tacto satinado (ejemplo revistas, flyers…), que puede ser brillante o mate y con el que se consigue mejor visualización y colores más “subidos”.


CARACTERÍSTICAS PAPELES FINE ART - PAPELES FOTOGRÁFICOS

Haciendo un breve repaso ¿qué nos encontramos?

Papeles Fine art y Papeles fotográficos de diferentes blancos (más-menos luminosos), con distintas texturas (más suaves, lisas o granuladas) tactos satinados y sensuales, con variados gramajes, más o menos baritados, con acabados mates, brillantes o perlados. Algunos 100% algodón que contribuyen a negros más intensos y tonalidades de gris. Todo para favorecer negros más o menos profundos; colores más o menos intensos; aquellos idóneos para destacar el detalle..

 Al final, la sensación personal (lo que contribuye el tacto, el aspecto del papel) puede ser lo que nos guíe de manera más fácil en la elección del tipo de papel a emplear. Para ello, las características técnicas como la composición del papel y la calidad de la impresión son importantes, pero más aún nuestra intuición y la síntonia sincera con el resultado final de la obra.

Recent Posts

Dejar un comentario