Cómo preparar un archivo para imprenta. Errores más comunes.

 In Consejos

Muchas veces trabajamos con clientes que se encuentran con grandes dificultades a la hora enviar de forma correcta sus trabajos para imprimir. Esto hace que el resultado esperado se ralentice y que en algunas ocasiones les supongan no pocos quebraderos de cabeza. Para ello, de forma sencilla y recalcando los errores más habituales, vamos a dar algunas claves imprescindibles a tener en cuenta  para conseguir de forma rápida y eficaz nuestros propósitos.

El mejor formato para imprenta: PDF/X

El formato PDF (Portable Document Format) es un formato por todos conocido. El PDF/X no es más que una variante que nos ofrecen prácticamente todos los programas de diseño, como Adobe Photoshop o Adobe Illustrator por ejemplocuando vamos a guardar nuestro trabajo. Os encontraréis con diferentes tipos (PDF/X-1a, PDF/X-3, PDF/X-4) pero para no complicaros os recomendamos usar el formato PDF/X-3, de esta manera os aseguraréis que todo va a salir tal y como esperabáis.

 

mejor formato para imprimir

como enviar un archivo para imprimir

 

¿Por qué es el formato más recomendado para impresión? Una de las características principales es que, como formato apropiado para su reproducción en papel, sólo recoge los datos necesarios para ello, obviando cualquier tipo de dato, enlace, archivo audiovisual no susceptible de impresión en papel, además de reducir las imágenes con resolución extra, de ahí que a calidad PDF/X no ocupe más de lo necesario.

Aspectos básicos para enviar bien un archivo a imprenta. Errores más habituales.

Los resumimos en cuatro principalmente:

Trazar las fuentes

Uno de los problemas más comunes al crear el PDF son las fuentes. Para ello es siempre aconsejable trazar las fuentes, es decir, pasar el texto a curvas y evitarnos, así, posibles errores, ya que no podemos asegurarnos que la tipografía que hemos usado en nuestro ordenador esté instalada en aquel desde dónde se va a efectuar la impresión, y aunque ya es poco habitual, algunos programas pueden no avisar del cambio de tipografía. Al guardar en PDX/X-1a, éste nos traza automáticamente las fuentes, ¡un problema menos!

Sangrado

Asegúrate siempre de dejar unos márgenes de seguridad. Es muy común que el elemento gráfico se sitúe al borde de los documentos. Ésto conlleva habitualmente a errores, por lo que dejar unos márgenes de 3mm con la gráfica sobrante al menos evita problemas a la hora del proceso de corte con la guillotina y nos aseguramos de que no aparezcan esos bordes blancos tan poco agraciados.

 

Preparar archivo para imprimir_2

Ejemplo de unos márgenes adecuados de seguridad.

Colores en la impresión

Tenemos dos modelos básicos RGB y CMYK. Aconsejamos, compatibilizándolo con el formato anteriormente recomendado PDF/X1-a, que por defecto suele usar el estándar de perfil de color FOGRA39 en CMYK, utilizar esta última opción. Aunque para impresión fine-art, en máquinas como Epson, el RGB es el modelo de color adecuado, debido a su amplio espectro de color (el gamut).

 

error color impresion cmyk rgb

 

 

De todas formas, hay que tener en cuenta que los colores que vemos en nuestras pantallas no siempre corresponden fielmente al resultado que deseamos obtener, ya sea simplemente, por el particular calibrado de nuestros monitores. Por esta razón, debemos ponernos en contacto con nuestra imprenta y de esa manera trabajar más estrictamente en la búsqueda de los colores concretos que queremos, teniendo en cuenta el tipo de máquina dónde se vaya a imprimir o la muestra de pantones desde el cual queremos partir y perfiles de color ICC.

Resolución de las imágenes

Lo primero que hay que preguntarse es: ¿Qué voy a imprimir? Parece una pregunta obvia pero no lo es tanto. Y es que muchas veces nos encontramos que, para determinados trabajos, nos llegan archivos con una resolución excesiva o viceversa. Por ejemplo, para la impresión de un cartel de grandes dimensiones es necesario tanta resolución como un archivo fotográfico, en el que buscamos una definición determinada para un tamaño determinado y una distancia a la que será vista la obra. Jugamos, según para qué, entre 150 o 300 px (incluso menos para vallas publicitarias).

Para ello, recomendamos algo que a primeras puede parecer muy simple: trabajar desde el primer momento a la resolución y tamaño a la que se va a imprimir nuestro trabajo.

 

resolucion tamaño de las imagenes

 

 

 

 

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Tipos de papel